Banobras firmó  un acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Japonés para la Cooperación Internacional (JBIC, por sus siglas en inglés), que pretende construir infraestructura relacionada con el mejoramiento del medio ambiente en México.

 

Todavía no hay un monto de inversión específico. No obstante, está establecido que los recursos irán a proyectos degeneración de energía renovable, eficiencia energética y de mitigación del cambio climático, como lo establece Acción Global para Reconciliar el Crecimiento Económico y la Preservación del Medio Ambiente (GREEN, por sus siglas en inglés), iniciativa de la institución financiera oriental.

Para diversificar el riesgo, Banobras, el BID y JBIC participarán de manera conjunta en cada una de las infraestructuras que serán construidas, dijo el subdirector de Estudios y Evaluación Técnica de la Dirección de Banca de Inversión de Banobras, Sergio Forte.

En entrevista con Obras, destacó que la labor de las tres instituciones será respaldar y "cubrir los riesgos que le preocupan a la banca" privada.

Expuso que el convenio abarca el desarrollo de nuevos instrumentos que garanticen a los intermediarios financieros una salida rápida del otorgamiento del crédito, hecho que incentivaría su participación en proyectos de largo plazo.

Añadió que en un periodo de aproximadamente cinco años, la banca privada podrá familiarizarse con el sector de energías renovables, al punto de prescindir de la ayuda de la banca de desarrollo.

Las colocaciones en bolsa y garantías parciales también funcionarán como incentivos para las entidades financieras. Otras consideraciones del acuerdo son la formación de un fondo de inversión con capital privado y acuerdos de cofinanciamiento de proyectos.

En cuanto al lineamiento que seguirán para elegir las obras, el funcionario de Banobras dijo: "nos estamos restringiendo a la lista de proyectos elegibles del JBIC", como plantas hidráulicas y proyectos geotérmicos.

México es el primer país latinoamericano que participa en esta iniciativa, además de que ésta es la primera vez que el JBIC financia proyectos sin que haya capital japonés involucrado.